¿Somos unos duros en Competencias Blandas? - (Parte 1 de 6)
Por: HDGROUP
Creado en: 2016-02-03 21:20:43 UTC
Resumen

En el ámbito organizacional es frecuente observar la aparición de ciertos conceptos que se convierten en tendencia. Desde hace cierto tiempo hemos sido testigos de la difusión de la expresión “Soft skills” o “Competencias blandas”, la cual ha resultado útil para reunir y definir a una variedad de habilidades con las que todos contamos en mayor o menor medida para desempeñarnos en el mundo laboral y conseguir los resultados que la empresa u organización persiguen.


Cuando se realiza una búsqueda de información acerca de Competencias o Habilidades Blandas (Soft Skills), se pueden encontrar títulos como:

  • “¿Cuáles son las habilidades blandas que más demandan las empresas?”
  • “Reclutamiento: ¿Qué habilidades blandas y duras buscar en tu candidato?”
  • “The Top 60 Soft Skills at Work”
  • “8 habilidades que deberán dominar los profesionales del futuro”
  • “Focus on Soft Skills: A leadership wake-up call”
  • “93% de las empresas buscan candidatos con habilidades blandas”
  • “3 Soft Skills needed by every great leader”

De manera específica, las competencias blandas hacen referencia a las habilidades para el relacionamiento interpersonal y la forma de ser (rasgos de personalidad), están vinculadas con la parte emocional, la conducta, las motivaciones, los valores y cultura del ser humano. Se consideran un complemento de las habilidades duras, las cuales tienen que ver con conocimientos específicos de las profesiones y las técnicas de determinados oficios. Las competencias blandas se asocian por lo general, con el Cociente de Inteligencia Emocional (EQ), y las competencias duras con el Cociente Intelectual (IQ).

En el presente, es de vital importancia comprender que el crecimiento de las organizaciones está ligado tanto al conocimiento y desempeño técnico específicos, como al desarrollo de las competencias blandas de cada uno de los colaboradores.

Contadores hay muchos, ingenieros hay muchos, psicólogos, médicos, enfermeros… a medida que el acceso a la educación técnica y superior aumenta, los conocimientos dejan de ser el factor central a la hora de hacer la diferencia. Lo cierto es que una clara manera de sobresalir en el competido mercado laboral, es dar a conocer lo que nos hace únicos y apreciables en términos de competencias blandas, razón más que suficiente para descubrirlas y fortalecerlas mediante entrenamiento.

El asunto no es solamente volverse más atractivo para el mercado, en realidad se trata de la evolución del mundo del trabajo. Como se sabe, las condiciones del entorno son cada vez más inestables, los mercados cambian bruscamente, y en cada lugar se requiere tener a la gente clave, aquella que genera soluciones y propuestas, que tiene un alto sentido del servicio, crea productos y servicios, sabe trabajar en equipo, lidera, hace uso de su autonomía, busca el progreso conjunto, tiene una lectura de 360 grados… en fin... el que se quedó, se quedó!

La pregunta que cada uno de nosotros y cada empresa se debe hacer frente a este tema es: ¿Dónde estoy?, ¿Esperando a que me lleve la marea?. Evidentemente, no vamos a esperar a ser arrasados o a pasar desapercibidos, por eso es determinante que cada empresa y colaborador comprendan la importancia de conocer las competencias blandas, las metodologías para desarrollarlas y de esta manera marcar su diferencial.

Es claro que todos, sin excepción, poseemos competencias blandas que explotamos de manera intuitiva e inconsciente para darle forma a nuestra marca personal. Bien, ahora es el momento para darle una mirada decidida a este tema y dirigir conscientemente la influencia que estas habilidades tienen para nuestras vidas y para la toma de decisiones que otros puedan hacer en relación a nosotros.

En HDGROUP transformamos la cultura de las organizaciones de acuerdo a un modelo que cuenta con 7 Ejes Conceptuales y 5 Niveles de Competencias: El Modelo de Trascendencia Laboral - MTL. En las próximas 5 entregas presentaremos cada uno de nuestros 5 niveles de competencias como criterios bajo los cuales se pueden agrupar las diversas habilidades blandas de las que habla la literatura organizacional.

Existen múltiples listados de “Soft Skills”; hemos hecho tanto una síntesis como un análisis de los factores comunes y diferenciadores de dichos listados*. Esperamos que esta organización de la información facilite identificar las competencias y permita revisar en qué grado de desarrollo se encuentran.

En nuestra segunda entrega, contaremos con las definiciones de todas aquellas habilidades que corresponden a nuestro nivel de competencias denominado “Dinopáticas”, las cuales se relacionan con el reconocimiento y manejo de las emociones. Nótese que hablamos de “manejo” y no de “control” de las emociones, es decir, se trata de conocer y crear un espectro dinámico, un menú amplio de opciones desde las cuales cada uno pueda regular el impacto de las situaciones a las que se enfrenta y reconocer los diferentes tipos de respuestas que se pueden generar en dichas situaciones.

* Para la elaboración de este artículo (en sus 6 partes), se hizo una síntesis de varias fuentes. Si estás interesado en conocerlas, escríbenos a driascos@hd-group.co.



Clientes Trascendentes